Divine Word Missionaries

Communications & Prayers


Communications
Prayers

Prayer for Communicators

▪  A Prayer for Communicators

▪  We want to be faithful communicators of the Word

Oración del Comunicador

▪  La gracia de comunicarse

▪  Para pedir la gracia de dialogar

▪  Oración de la Comunicación

▪  Felices los que lloran con los que lloran

▪  Oración Comunicacional

▪  Medios de Comunicación Social

▪  ¡Ay de mí si no evangelizo!

▪  Bienaventuranzas de los Comunicadores

▪  Oración del Comunicador del Evangelio

▪  Oración del Comunicador - 1

▪  Oración del Comunicador - 2

▪  Oración del Comunicador Social

▪  Oración por el Apostolado de la Comunicación Social

▪  Felices los comunicadores que revelan a Cristo

▪  Oración por los periodistas

▪  Oración del Periodista - 1

▪  Oración del periodista – 2

▪  En Camino a un Camino

▪  Anunciar la Buena Nueva

▪  Felices los comunicadores perseguidos

Oração do Comunicador

▪  Oração da cominicação

▪  Oração do Comunicador

▪  Prece do comunicador

▪  Oração do Radialista

▪  Sinfonia dos meios de comunicação


Back to

Documents & News

Members' Area

Site Map

Home


A Prayer for Communicators

ord, let the good news of your marvelous deeds fall on every ear, and let all tongues rejoice in your wisdom, your compassion, your faithfulness, and your love.

Make me bold and let me share your Word with those you desire to reach. As my heart overflows with your love, speak through me.

Let me proclaim your glory and your majesty, and tell of the kindness you have shown your people.

This I ask, through Jesus Christ our Lord. Amen.


We want to be faithful communicators of the Word

ord of all our hopes
You are the Living One who conquered death,
And sent your Spirit to renew all things.
You guide the way of all men and women
Who journey through history
And sustain the commitment of all those
Who participate in the creative work
Of renewing the universe.
We offer you, Lord
The joys and successes of all your children,
Committed in the various fields of communication,
We present their constant search for you
So that they may proclaim you
In truth, justice, freedom and love.
Guide, Lord, who in the various areopagi
Open new horizons of hope, of true life,
Of solidarity, of communication and of communion.
We look forward to a new world with hope
which you call us to build through our work
as communicators of your Gospel.
And we pray you to give wings to our commitment,
So that we may contribute efficaciously
In recreating a world of peace and unity.
And you, God of salvation, love and hope
Enfold all men and women who search for you
in the most tender embrace of the Father. (AQ)


La gracia de comunicarse

eñor Jesús,
llamaste "amigos" a los discípulos.
Pero, ¡qué difícil es abrirse!
¡Cuánto cuesta rasgar el velo del propio misterio!
¡Cuántas trabas se interponen en el camino!
Pero sé bien Señor, que sin comunicación no hay amor
y que el misterio esencial de la fraternidad
consiste en ese juego de abrirse
y acogerse unos a otros.

Hazme comprender, Señor, que fui creado
no como un ser acabado y encerrado,
sino como una tensión en movimiento hacia los demás;
que debo participar de la riqueza de los demás
y que los demás participen en mi riqueza;
y que encerrarse es muerte
y abrirse es vida, libertad, madurez.

Señor Jesucristo, rey de la fraternidad;
dame la convicción y coraje de abrirme;
enséñame el arte de abrirme.
Rompe en mí los retraimientos y miedos,
bloqueos y timideces
que obstaculizan la corriente de la comunicación.
Dame la generosidad para lanzarme sin miedo
en ese juego enriquecedor de abrirme y acoger.

Danos la gracia de la comunicación, Señor Jesús.
Amén.

Para pedir la gracia de dialogar

eñor Jesús,
te alabamos y te glorificamos
por la hermosura de ese don
que se llama diálogo.
En un “hijo” predilecto de Dios
porque es como aquella corriente alterna
que bulle incesantemente
en el seno de la Santa Trinidad.

El diálogo desata los nudos,
disipa las suspicacias,
abre las puertas,
soluciona los conflictos,
engrandece a la persona,
es vínculo de unidad
y “madre” de la fraternidad.

Cristo Jesús,
núcleo de la comunidad evangélica,
haznos comprender
que nuestra desinteligencia
se debe, casi siempre, a la falta de diálogo.

Haznos comprender
que el diálogo no es una discusión
ni un debate de las ideas,
sino una búsqueda de la verdad
entre dos o más personas.

Haznos comprender
que mutuamente nos necesitamos
y nos complementamos
porque tenemos para dar
y necesitamos recibir,
porque puedo ver
lo que los otros no ven
y ellos pueden ver
lo que yo no veo.

Señor Jesús,
cuando aparezca la tensión,
dame la humildad
para no querer imponer mi verdad
atacando la verdad del hermano;
de saber callar en el momento oportuno;
de saber esperar a que el otro culmine de expresar
por completo su verdad.

Dame la sabiduría
para comprender,
que ningún ser humano es capaz
de captar enteramente la verdad toda,
y que no existe error
que no tenga alguna parte de verdad.

Dame la sensatez
para reconocer
que también yo puedo estar equivocado
en algún aspecto de la verdad
y para dejarme enriquecer
con la verdad del otro.

Dame, en fin, la generosidad
para pensar que también el otro
busca honestamente la verdad
y para mirar sin prejuicios
y con benevolencia las opiniones ajenas.

Señor Jesús,
danos la gracia de dialogar.
Así sea.

Oración de la Comunicación

eñor, haz de mí
un Medio de tu Comunicación.
Donde tantos siembran destrucción,
que yo ponga la unión.

Donde tantos buscan ser servidos,
que yo ponga la alegría de servir.
Donde tantos empuñan la mano para golpear,
que yo abra el corazón para acoger.
Donde tantos adoran la máquina,
que yo sepa valorar al hombre.
Donde tantos endiosan la técnica,
que yo sepa humanizar la persona.

Donde la vida perdió el sentido,
Que yo ponga el sentido de vivir.
Donde tantos están siempre ausentes,
Que yo sea alguien siempre presente.

Donde tantos sufren soledad,
que yo ponga el calor de al amistad.
Donde tantos sólo viven el momento que pasa,
que yo viva el espíritu que permanece.
Donde tantos sólo miran lo terreno,
Que yo sepa ansiar lo eterno. Amén.

Felices los que lloran con los que lloran

elices los que lloran con los que lloran.
Los que se conmueven con el dolor ajeno
y no permanecen indiferentes detrás de la cámara,
del micrófono o de la pantalla de su computadora.

Felices si se involucran con alma y vida en lo que hacen
y se sensibilizan con la suerte del entrevistado,
con la historia que han descubierto o con la nota que transmiten.

Felices los que lloran
cuando sus lágrimas son el fruto de la compasión.
Del padecer junto al otro, del padecer con el otro…

Juan Carlos Pisano

Oración Comunicacional

eñor Dios y Padre nuestro:

Has constituido a tu hijo Jesús
Supremo Comunicador con la Humanidad.
Maestro, Camino, Verdad y Vida.
Concédenos el don
de la Comunicación grata y eficaz,
para manifestar tu gloria,
y dar a los hombres felicidad.

Surja entre nosotros la capacidad
de llevar a cabo esta misión audaz.
Que todos contribuyamos
con voluntad y oración,
iniciativa y medios económicos,
a la nueva evangelización. Amén.

Medios de Comunicación Social

Antífona: “Danos tu fuerza y venceremos”.

eñor, cuánto me duele
el clamor de mis hermanos.
Queremos hacer algo
por los que sufren tanto.

Nuestro silencio no es el que quieres.
Debemos arriesgarnos y confiar en vos.
Sabemos que es difícil
pero nada es imposible.

Ayúdanos a ser fuertes en las tribulaciones,
es tanto el dolor de nuestros hermanos.
Señor, que tenga compasión
y que los ayude a creer.

Antífona: “Danos tu fuerza y venceremos”.

¡Ay de mí si no evangelizo!

¡Ay de mí si no evangelizo!”
decía Pablo en una de sus cartas.
¡Ay de mí si no comunico! podríamos decir hoy.
¡Ay de mí si me comunico a mí mismo
y no comunico a Aquel que es y será!

¡Ay de mí si empleo los Medios de Comunicación
sin aprovechar todas las posibilidades
que hoy existen de comunicar!

¡Ay de mí si mi reflexión se queda en el papel
sin pasar a la vida!
¡Ay de mí si escribo muy bien
pero no encarno lo escrito en la vida cotidiana!

¡Ay de mí si, pretendiendo comunicar y evangelizar,
no me abro a la comunicación del otro
y de los otros,
y no me dejo evangelizar también por ellos!

¡Ay de nosotros
si no hacemos común la realidad de la vida,
de la libertad del ser y sus manifestaciones!

¡Ay de nosotros si, siendo sólo nosotros,
no ayudamos a otros,
sobre todo a aquellos que no pueden ser,
porque no se les ha dado la oportunidad
o porque han sido despojados de sus Derechos!

¡Ay de la Iglesia
si ella no es la Iglesia de Jesucristo
en la encarnación, en la Cruz,
en la lucha, en la esperanza
y en la certeza de que “de ellos”
es el Reino de los Cielos!

¡Ay de nosotros
si no somos “esperanza-certeza”
de la Resurrección
y de una vida plenamente libre!

Nereu de Castro Teixeira

Bienaventuranzas de los Comunicadores

endito seas Señor por tu Espíritu
que nos comunica tu existencia,
y el misterio de su amor.

Bendito seas Padre,
por habernos revelado tu Palabra hecha carne,
tu Hijo Jesucristo, perfecto comunicador.

Y por tu Hijo:

Bienaventurados sean
todos los comunicadores del mundo,
que a través de su palabra,
comunican tu verdad al hombre.

Bienaventurados los que hacen uso de su voz,
don tuyo, para anunciar tu Reino
y proclamar tus maravillas.

Bienaventurados los comunicadores
que no se avergüenzan de ti,
ni tienen miedo de gritar a los cuatro vientos,
que Tú existes.

Bienaventurados los comunicadores
que frente a un micrófono,
no se camuflan con la mentira,
y el poder para explotar a otros.

Bienaventurados los comunicadores
que detrás de una cámara,
no venden su cuerpo o su persona,
por aplausos pasajeros,
o billetes salpicados de impudor y de miseria.

Bienaventurados éstos,
que saben comunicar tu imagen transparente
encarnada en las realidades de la tierra.

Bienaventurados los comunicadores
que multiplican la palabra,
detrás de una Linotype, de una Offset,
para acortar distancias y acercar a los hombres
a la mesa del banquete fraternal.

Bienaventurados sean los comunicadores,
que a través de las agencias noticiosas del satélite,
se esfuerzan para que los pueblos
sean solidarios entre sí
y logren la reconciliación universal.

Bienaventurados los comunicadores
que defienden la vida
y denuncian todo lo que va contra ella
con una arriesgada prudencia
que no tema a las consecuencias.

Bienaventurados los comunicadores
que se sirven de los instrumentos
de comunicación social
para luchar por la justicia,
defender los Derechos Humanos,
trabajando por la paz.

Bienaventurados los comunicadores,
que no creyendo que esto es demagogia,
se comprometen con el hombre,
realizando en el Señor Jesús
la conversión del mundo.

Oración del Comunicador del Evangelio

eñor Jesús,
Tú que nos has llamado a comunicar el evangelio,
reaviva en nosotros la presencia del Espíritu Santo,
agente principal de la evangelización,
y el que mueve los corazones a aceptar el Evangelio.

Que seamos auténticos testigos tuyos,
servidores activos de la humanidad
y de la verdad del evangelio;
animados por el amor a los hermanos,
deseosos de trasmitir a todos,
con absoluto respeto, la verdad evangélica
y la salvación ofrecida por Jesucristo,
y no las dudas y las incertidumbres personales.

Consérvanos el fervor de los santos;
que nunca nos avergoncemos del Evangelio,
antes bien, como san Pablo, experimentemos
la dulce y reconfortante alegría
de sembrar tu Palabra,
incluso cuando hay que sembrarla entre lágrimas.

Que la gente de hoy, que busca con angustia
y a veces con esperanza,
pueda recibir la Buena Noticia,
no a través de evangelizadores tristes y desalentados,
impacientes y ansiosos, sino a través
de servidores del Evangelio,
que irradian el fervor y la alegría de Cristo,
y han aceptado consagrar su vida
al anuncio del Reino
y a implantar a tu Iglesia en el mundo.

Amén.

Oración del Comunicador - 1

eñor, quiero andar el camino
de ser misionero de tu luz
en los Medios de Comunicación.
Concédeme el don de satisfacer, en todos,
la necesidad de conocer
la verdad del acontecer humano.

Que al hacerlo, con respeto y
oportunidad,
colabore con el crecimiento
y con la maduración de las personas
preparándolas al servicio del bien.

Haz que mis expresiones defiendan
las causas nobles de la gente;
que informe para orientar;
que provoque la risa con el fin
trascendente de evitar el llanto.
Que llegue a ser, desde mi lugar,
ese maestro, ese obrero,
ese hermano del pueblo, de cuya misión,
se espera orientación y enseñanza.

Entonces, Señor, haz que mi trabajo,
esté inspirado en la luz de tu verdad
y en la ley de tu justicia para que así,
logre hacer ágil lo que es sólido,
hacer atractivo lo que es serio,
hacer alegre lo que es santo,
y dar a los valores eternos
el aire de sorpresa apasionante
de las últimas noticias.

Tú eres el Camino, la Verdad, y la Vida,
dame todo esto, Señor,
para que pueda realizar con amor
mi misión de comunicador.

Oración del Comunicador - 2

la Palabra se hizo Comunicación,
vivió entre nosotros.
No se detuvo ante los poderosos de este mundo.
Antes bien, los increpó (raza de víboras).

Y por ello fue perseguido,
torturado, asesinado.
Pero resucitó.
Desde entonces nos constituyó en obreros de la Palabra
llenos de verdad y justicia,
de amor y paz,
de honradez y transparencia.

Por ello, Señor de la Comunicación,
te rogamos nos unjas
con el óleo de la intrepidez,
a fin de en todo momento
propongamos el camino de la escuela del perdón,
de la acogida, de la paz.

Señor de la comunicación:
te pedimos por todos los que nos has encomendado:
los pobres, los desheredados,
los que no tienen sitio.
No para que les quites estas carencias,
sino para que nosotros
tengamos siempre claro
que has dejado esta tarea
en nuestras manos.

Que sepamos amarla,
que la proclamemos sobre los tejados.
Pero sobre todo, que no nos cansemos de proponer,
como Tú, que participar de tu Reino es
una invitación.

Así, sólo así, seremos
Comunicadores de tu Palabra
en el continente de la libertad,
en el país de la vida.

UCLAP - UNDA, AL OCIC, AL

Oración del Comunicador Social

eñor,
Tú que por encima de todos escuchas,
Tú que nos diste el lenguaje bautizándonos en el verbo,
Tú que nos hablaste en la parábola, en la ley y en la epístola,
permítenos ser leales a la verdad de la palabra y de la imagen.

Permite a todos los que asumimos la difícil tarea
de enfrentar al mundo y darlo al prójimo,
de nombrar las cosas para que otros las conozcan,
de ser la mirada, la voz y el oído de muchos.

Permite que en ese oficio que engloba la comunicación
sepamos ser fieles al reto que en tu último mandamiento nos dejaste.
Permite a aquellos que debemos dar la cara por una verdad
no fallar en volver a decirla.

A aquellos que conocemos el dolor innombrable,
no flaquear al pronunciarlo.
A aquellos que hemos visto y fotografiado la otra cara
de las verdades oficiales,
no evitar el reto de la exposición.

A aquellos que en nombre de la comunicación
apostamos por un reino universal,
ser fieles al deber de hacer de este temporal
un sitio digno de lo humano.

José Rafael Briceño

Oración por el Apostolado de la Comunicación Social

h Dios,
que para comunicar tu amor a los hombres,
has enviado a tu Hijo, Jesucristo,
y lo has constituido Maestro,
Camino, Verdad y Vida de la humanidad;
concédenos utilizar
los medios de comunicación social:
prensa, cine, radio, televisión, audiovisuales, Internet…
para la manifestación de tu gloria
y la promoción de los hombres.

Suscita vocaciones
para esta multiforme misión.
Anima a los hombres de buena voluntad
para que contribuyan con la oración,
la acción y la ayuda económica
a que la Iglesia anuncie el Evangelio
a todos los pueblos con estos instrumentos.
Amén

Beato Santiago Alberione,
Fundador de la Familia Paulina

Felices los comunicadores que revelan a Cristo

elices los comunicadores
que descubren en la Palabra de Dios
la fuente inagotable de sabiduría
capaz de orientar todos los mensajes.

Felices los que aprenden a ver la vida
con la luz del Evangelio de Cristo,
y, así, pueden transmitir y potenciar
los valores esenciales: justicia, paz,
libertad, solidaridad.

Los que crean lazos, tienden puentes
y se convierten en verdadero facilitadotes
de nuevos procesos de comunicación.

Felices los comunicadores
que saben trabajar en equipo,
poner su energía junto a otros
para hacer, entre todos, un trabajo mejor
que no es la suma de las partes,
sino el resultado de un esfuerzo conjunto que se multiplica.

Felices cuando se saben instrumentos de comunicación
de un mensaje que los trasciende
y se convierten en mensajeros de lo infinito.

Jesús mismo ha dicho
que Él es el Camino, la Verdad y la Vida;
por eso, todo lo que nos ayude a recorrer nuestro camino,
nos lleve a la verdad y nos estimule a disfrutar
y apreciar mejor la vida,
nos estará revelando al mismo Cristo.

Juan Carlos Pisano

Oración por los periodistas

eñor:
pon en la frente de todos los que escriben,
una proa que enfile al buen puerto que eres,
y asegura a su nave un paisaje completo de obreros y operarios,
estudiantes y madres, profesores y jóvenes.

Que a su vez, en el trato y al margen del oficio
sean semilla noble de ejemplo y de ternura.
Que también acaricien mirando a los semáforos
o en el coche o en el metro.

Que su pozo de ciencia
tenga el espejo al fondo de tu sabiduría.
Que cuando las masas griten
y suenen puñetazos en las cafeterías,
él hable con un vaso en la palma
y el agua esté serena como la faz de un lago.

Si un milagro hace falta sea en los teclados,
se les vaya pintando la imagen de su hijo o la de los amigos.
Que si de pronto se hace en el mundo un silencio
porque hacen falta normas,
su corazón valiente pueda decir la palabra;
clara y rotunda y, sobre todo, justa.

Le negarás el sueño,
como también la sal y el pan de cada día,
si sólo él puede hablar y calla por cobarde.
Tendrá que poner “robo” o “compasión”,
o “hambre”, y lo dirá sin tentarle el bolsillo
o el ascenso, el susto o la amenaza.

Que de sus labios broten consejos
como fuente de pueblo, que mana día y noche.
Si alguna ración doble hay que dar de optimismo,
de amor y de esperanza, viértela sobre ellos.

Mensajeros de fe y de alegría.
Que escriban de rodillas
cuando un hogar naufraga.
Que no los tiente la prensa de colores:
“negra”, “amarilla”, “rosa”.
Un periodismo al sol, claro y limpio
como tu luz dorada, sea tu guía.

Y, por último, tantas gracias ocultas
de quejas aceptadas y rodillas que sangran,
a ver si ellos, a ver si en ellos pueden
que estén siempre en la brecha del sudor
y el esfuerzo para que un hombre vaya
por la acera o aprisa y se dé con tu rostro,
que le sonríe entre líneas.

Amén.

Manuel Lozano Garrido

Oración del Periodista - 1

eñor, he aquí que me has puesto en el camino
de ser misionero de tu Luz y tu Verdad
en el Medio de la prensa.

Concédeme pues el don de satisfacer en todos
la nobilísima necesidad de la inteligencia
por conocer la verdad del acontecer humano.

Para que al hacerlo con, respeto y oportunidad,
esté ensanchado cotidianamente los dominios
de la Verdad y preparando a las voluntades
los dominios al servicio del bien.

Haz que mis escritos defiendan
las causas nobles del pueblo.
Haz que informe para orientar.
Que critique para construir.
Que provoque la risa con el fin trascendente
de evitar el llanto.

Y que llegue a ser desde las columnas del periódico
ese maestro, ese obrero, ese soldado,
ese hermano del pueblo de cuya misión
se espera orientación y enseñanza.

Entonces, Señor, haz que mi trabajo esté inspirado
en la Luz de tu Verdad y en la Ley de tu justicia;
para que así, logre hacer ágil lo que es sólido,
hacer atractivo lo que es serio,
hacer alegre lo que es Santo
y dar a las Verdades Eternas el aire de sorpresa
apasionante de las últimas noticias.

Tú que eres el Camino, la Verdad y la Vida,
dame todo eso, Señor,
para que pueda realizar
mi misión de periodista.

Oración del periodista – 2

eñor Jesucristo:
por mediación de María,
haz que seamos
trasmisores de la verdad;
libres, y defensores de la libertad;
independientes e imparciales;
promotores del bien común y la concordia;
voceros de los valores espirituales;
veraces, ecuánimes y honrados;
impulsores de la paz y de la justicia;
portavoces de los marginados;
leales a nuestra conciencia.

Ayúdanos a defender la paz y la convivencia;
a respetar la dignidad de las personas;
a mantener nuestra integridad profesional;
a rectificar nuestros errores.

Líbranos de la ligereza y de la frivolidad,
de la adulación al poder y del servilismo,
del sensacionalismo y de la prepotencia,
de los prejuicios y de la agresividad.

Haz que seamos sencillos
portadores de la verdad
que conduce a ti, Señor Jesús, Amén.

UCIP-E

En Camino a un Camino

uiero encomendar
mi vida y mi vocación a tu protección;
me comprometo a comunicar
y a defender la verdad.

Quiero poner mi interés no en "la noticia",
sino en las personas,
quiero no amar el sensacionalismo,
sino la oportunidad de servir,
y quiero no comunicar muerte,
sino esperanza.

Deseo ayudar a construir tu Reino
en este mundo:
no en la mentira de la guerra,
sino en la paz,
no en el engaño de la deshonestidad,
sino en la justicia
y no en el odio de la envidia,
sino en la fraternidad y el Amor.

Ayúdame, Señor,
a no querer ser "el primero" en comunicar,
sino el primero en servir con generosidad,
no a calumniar con la rapidez que destruye vidas,
sino a construir con la crítica que cuestiona,
y no a congraciarme con el pecado que aniquila,
sino a amar con el realismo que fascina.

Amén.

Anunciar la Buena Nueva

nunciamos la Buena Noticia de Jesús
cuando seguimos los pasos
de su práctica concreta
y nuestra vida da testimonio
del Reino que Dios quiere para todos.

Anunciamos la Buena Noticia de Jesús
cuando vivimos para los demás,
cuando nos interesa lo que le pasa al otro,
cuando sentimos el sufrimiento ajeno
como propio,
cuando el otro es hermano
aunque no lo conozcamos.

Anunciamos la Buena Noticia de Jesús
cuando nos comprometemos por la vida,
cuando luchamos por la justicia,
cuando construimos la paz y la concordia,
cuando nos rebelamos ante la injusticia
e intentamos aportar nuestro granito de arena
para que el mundo cambie.

Anunciamos la Buena Noticia de Jesús
cuando nos animamos a juntarnos,
cuando comenzamos a compartir,
cuando aprendemos juntos,
cuando superamos las diferencias
y nos animamos a vivir
la aventura de la comunidad,
y caminar en los pasos de Jesús.

Anunciamos la Buena Noticia de Jesús
cuando nos preocupamos
de los problemas de esta tierra,
cuando tenemos la mirada atenta
para ver a Dios que habla en la vida,
cuando nos dejamos interpelar
por la marcha de la historia
y juntos buscamos discernir
lo que Dios quiere,
su voluntad en nuestro tiempo.

Anunciamos la Buena Noticia de Jesús
cuando ponemos nuestra existencia
al servicio de su proyecto,
como lo hizo María,
haciendo su voluntad,
viviendo su Palabra,
construyendo su Proyecto
con nuestro aporte.

Anunciamos la Buena noticia de Jesús
cuando confiamos que El vive
y nos dará las fuerzas necesarias,
hablará en nuestra boca
y actuará a través de nuestras manos,
si vivimos según su Espíritu,
animados por la esperanza
que un mundo mejor es posible
si cada uno empieza a construirlo ya,
y eso sí que es una ¡Buena Noticia para todos!

Marcelo A. Murúa

Felices los comunicadores perseguidos

elices los comunicadores perseguidos
por causa del bien y de la justicia.
Los que reciben amenazas
cuando se meten en temas
que entorpecen los intereses
de los que se benefician con el engaño y la opresión.

Felices los que han dado su vida
por sostener nobles ideales;
los que fueron torturados y muertos
por ser fieles a la verdad y a su verdad.

Felices los que renuncian
a tentadoras ganancias
que llegarían a sus manos
como “premio” a la obsecuencia
o a la claudicación de sus convicciones.

Felices aunque la “persecución”
no sea mayúscula y espectacular.

Ser perseguidos por causa del bien,
numerosas veces se da en
niveles domésticos y familiares.
La burla que proviene de los amigos
y compañeros
cuando no satisfacemos
las expectativas del “mundo”,
cuando sacrificamos la posibilidad
de la fama o del éxito
ante los ojos de los hombres
por tratar de ser fieles a los ojos de Dios.

Somos perseguidos
cuando se mofan de nuestros ideales
aunque no nos crucifiquen
ni nos juzguen en el Sanedrín;
cuando nos critican un gesto solidario,
y se ríen de que no sepamos ser egoístas,
y sacar provecho y ventaja
de ciertas oportunidades que nos da la vida.

Juan Carlos Pisano


ORAÇÃO DA COMUNICAÇÃO

brigado, Senhor, pelo mundo fantástico e maravilhoso da Comunicação.

A cada dia se descobrem novas técnicas e tecnologias. Obrigado pela inventiva humana, pelos poderosos meios de comunicação social.

Mas, ao mesmo tempo nos preocupam os possíveis desvios do uso dos MCS. Desvios possíveis reais. Quanta manipulação, Senhor, quantas inverdades, quanto jogo.

Perdão pelas vezes em que nos deixamos levar pela onda, pressionados. O Senhor sabe até onde chega os limites de nossa ação e poder de decisão.

Perdão, Senhor, pelas vezes em que demos uma de “Pôncio Pilatos”. E pedimos a coragem, a força para lutar contra as forças do Dragão, da Medusa de mil tentáculos.

Ajude-nos, Senhor, a sermos fiéis à verdade.

Ajude-nos, Senhor, a atuar em prol da comunicação que mostra o lado real e o ideal e luta pela transformação do mundo, da terra, do ambiente, da sociedade, sem ferir a dignidade humana, o respeito pela vida, pelas pessoas, pela natureza, pelo universo, criado pelo desígnio de sua bondade.

Pedimos também pelos comunicadores em geral. Para que não faltem com a verdade. Que a um tempo informem e instruam para o bem.

Pedimos pelos “donos” da Comunicação para que não visem somente ao lucro desenfreado, mas passem a idéia e a imagem de acordo com os princípios éticos e morais. Amém.

Oração do Comunicador

Ó Deus,
Que para comunicar vosso amor aos homens,
Enviastes vosso Filho, Jesus Cristo,
E o constituístes Mestre,
Caminho, Verdade e Vida da humanidade,
Concedei-nos a graça de utilizar os meios de comunicação social
- imprensa, cinema, rádio, audio-visuais..
para a manifestação de vossa glória e a promoção da humanidade.

Suscitai vocações
Para essa multiforme missão.

Inspirai os homens de boa vontade a colaborarem com a oração, a ação, e o auxílio material, para que a Igreja anuncie o Evangelho à toda a humanidade, através desses instrumentos.
Amém

PRECE DO COMUNICADOR

Attilio Hartmann

enhor, faze de mim
MEIO DE TUA COMUNICAÇÃO!

Onde tantos jogam bombas de destruição...
Que eu leve a palavra de união!

Onde tantos procuram ser servidos...
Que eu leve a alegria de servir!

Onde tantos fecham a mão para bater...
Que eu abra o coração para acolher!

Onde tantos adoram a máquina...
Que eu saiba venerar o homem!

Onde tantos endeusam a técnica...
Que eu saiba humanizar a pessoa!

Onde a vida perdeu o sentido...
Que eu leve o sentido de viver!

Onde tantos me pedem um peixe...
Que eu saiba ensinar a pescar!

Onde tantos me pedem pão...
Que eu saiba ensinar a plantar!

Onde tantos acorrentam a alma das massas
Que eu saiba ensinar a liberdade responsável!

Onde tantos oprimem pelo poder econômico e político...
Que eu saiba libertar para a comunhão e participação!

Onde tantos sofrem a solidão na multidão...
Que eu leve o encontro com alguém!

Onde tantos só olham para a terra...
Que eu saiba OLHAR PARA O CÉU!

Oração do Radialista

brigado Senhor, pelo dom da comunicação. Pela voz, pela inteligência, pela imaginação.
Obrigado pela emoção, pela capacidade de transmitir idéias, sentimentos.
Obrigado por captar os anseios, as alegrias e tristezas dos ouvintes.
Obrigado pelo sentimento de solidariedade colocado em nosso coração para que possamos compartilhar a sorte de nossos irmãos.
Obrigado pelos ouvintes fiéis e por aqueles ocasionais.
Obrigado por tudo, Senhor, que já pudemos realizar na rádio.
E peço que nos ajude a continuar desempenhando esse papel tão importante na sociedade.
Que possamos sempre levar uma mensagem de fé, de esperança a todos os ouvintes.
Que possamos também exercer uma função críica diante dos fatos, dos acontecimentos.
Que possamos ser mensageiros da verdade e da paz. Paz com justiça e solidariedade.
Que possamos levar até os lares, aos mais diversos lugares aquela mensagem de otimismo.
Não nos deixe levar pelo desânimo. Que possamos ser coerentes com a vivência cristã. Que jamais traiamos a amizade com Jesus.
Perdão pelas vezes que nos omitimos ou demos contra testemunho.
Que saibamos usar bem o espaço, o tempo, que está à nossa disposição.
Livre-nos, Senhor, de todas as tentações. Do sucesso fácil, descomprometido. Das vãs ilusões, do orgulho, da vaidade.
Que possamos a exemplo de São Francisco ser um instrumento de sua paz.
Amém.

SINFONIA DOS MEIOS DE COMUNICAÇÃO

enhor da História,
Criador da inteligência humana,
Recebe, em louvor e reconhecimento
Por tuas insondáveis maravilhas,
A sinfonia dos meios de comunicação social!
Sejam microfones
Transmissores de tua própria voz
A ecoar no universo habitado
Por homens e mulheres, teus interlocutores!
Bendigam-te as ondas de rádio,
Eficazes condutoras de tua palavra,
Que desperta os sonolentos,
Provoca os indiferentes
e arrebata os fervorosos!
Dancem alegremente
CDs, discos, vídeos e cassetes e vídeos,
Elevando a ti as mentes e corações
De nossa gente, sedenta de tua presença!
Falem de ti as imagens de tevê.
Sejam elas dignos instrumentos a introduzir
Nos lares e na sociedade
A tua perfeita imagem,
Portadora de esperança
E geradora de comunhão entre os povos!
Que as novas invenções
No mundo da comunicação social
Propaguem que és um Deus encarnado,
Amigo fiel de todas as horas,
Solícito em nos libertar, dia a dia,
Até nos recolher em ti para sempre!
Senhor de todas as criaturas,
Que os meios de comunicação social
Celebrem-te pelos tempos sem fim.
Amém!